Jueves 24 de Julio de 2014
04 abr 2012

“UNA DECISIÓN QUE AFECTA SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL”

Por Ignacio Fidanza  |  29.03.2012.

Mauricio Macri rechazó el traspaso del Subte que habían aprobado por amplísima mayoría las dos cámaras del Congreso.

Además se enojó con el radicalismo, que hasta ahora surgía como la única estructura nacional con la que podría contar para el 2015.

La decisión lo aísla del sistema político, lo enfrenta con el interior del país y mutila una oportunidad de mostrar capacidad de gestión en un tema sensible.

Dicen que la decisión la tomó en soledad, casi de manera inconsulta y en caliente, luego de escuchar a la Presidenta. Que fue un impulso similar a aquel que lo llevó a rechazar el Subte luego que la ministra Nilda Garré anunciara el retiro de la Policía Federal.

Acaso sea una manera de los cuadros más políticos del PRO de justificar un movimiento que sin duda abre enormes interrogantes. La decisión de Macri de rechazar una ley votada por mas de los dos tercios de cada cámara, con el lugar común de llamar al Congreso “escribanía del kirchnerismo”, lastima gravemente su imagen de hombre de Estado.

(…)

Propaganda Pro 2009

“Si se desconoce la validez de una ley por el simple hecho que resulta contraria a los propios intereses ¿Desde qué lugar luego se puede exigir respeto por las instituciones?”

“¿Si no puede con la administración de un Subte una Ciudad que tienen un presupuesto de 32 mil millones, qué queda, por ejemplo, para el municipio de San Martín que tiene un tercio de sus habitantes sin cloacas?”

“Macri desperdició además una oportunidad de oro de exhibir a todo el país como se gestiona correctamente un área de enorme impacto en la vida cotidiana de la gente y en la que el kirchnerismo hace agua por todos los costados.
Hasta desde el cálculo político suena más rentable aceptar el Subte, redireccionar gastos superfluos –que en el gobierno porteño hay de sobra- y brindar un servicio más eficiente y confortable.”

“Hoy proyectó una pésima señal para un presidenciable: la realidad le presentó un problema que le pareció demasiado grande y eligió hacerse a un lado. No hay problemas demasiado grandes cuando el objetivo es la Presidencia. Todos los problemas y sobre todo los que no tienen solución, deben afrontarse.” NOTA COMPLETA

Publicado por Francisco José Bessone en Archivo, Hemeroteca, Opinión

Ingrese un comentario

Usted debe estar conectado para dejar comentarios

@ 2011