Jueves 02 de Octubre de 2014
21 abr 2012

PARA EL FMI Y EL G-20, YPF ES “ASUNTO BILATERAL”

La delegación argentina a la Asamblea del FMI en Washington regresará mañana al país más contenta que la española.

Tanto el FMI como el G-20 emitieron aquí una moderada respuesta sobre YPF y coincidieron en que se trata de un “problema bilateral”. Antes, dos autoridades de estas instituciones habían planteado claras posturas en contra de la decisión del Gobierno.

“Es un asunto bilateral” y “ es una decisión de un país soberano” fueron las palabras que utilizó el jefe del Departamento Occidental del FMI, Nicolás Eyzaguirre, cuando durante una conferencia le preguntaron sobre la decisión del Gobierno de enviar un proyecto para que el 51% de las acciones estén en manos de la Nación y las provincias.

“Como un organismo multilateral no tenemos ningún otro comentario particular ”, agregó. El economista jefe de la institución, Olivier Blanchard, había dicho el martes que la decisión del Gobierno era “perjudicial para el ambiente de inversiones”.

El ministro de Finanzas de México, Antonio Meade, también cambió su postura sobre el caso de Repsol. El funcionario había asegurado el jueves que era válido plantear este tipo de cuestiones en el marco del G-20, pero ayer dijo que la institución que engloba a 19 países y a la Unión Europea “no es un foro que aborde disputas específicas o temas bilaterales”.

La opinión de Meade no pasó desapercibida para la delegación argentina porque actualmente la presidencia del G-20 está en manos de México.

Luis de Guindos, ministro de Economía español, ex secretario de Estado de Economía, presidente ejecutivo para España y Portugal del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers

Una de las preocupaciones del Gobierno era qué podía decir el G-20 sobre Repsol. Ayer hubo una reunión de los ministros de Economía del foro y se difundió un comunicado planteando la necesidad de “ proteger la inversión es crucial para la recuperación de la economía global” .

“El G-20 es un foro multilateral que busca crear consensos en cuestiones relativas a la economía internacional. Claramente queda fuera de ese contexto cualquier cuestión bilateral que pueda suscitarse entre 2 países miembros”, aseveró ayer el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

La interpretación de las autoridades españolas fue diferente .

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, se basó en la frase del comunicado G-20 para sostener que “el sentimiento general es definitivamente de apoyo al Gobierno español”.

“Claramente no concuerdo con la interpretación del ministro De Guindos”, respondió horas después Lorenzino. FUENTE

Publicado por Francisco José Bessone en Archivo, Hemeroteca

Ingrese un comentario

Usted debe estar conectado para dejar comentarios

@ 2011