Domingo 26 de Octubre de 2014
21 mar 2012

ECONOMISTAS: RICARDO HIPÓLITO LÓPEZ MURPHY

Debo de ser una de las personas, menos conservadoras de Argentina”. Ricardo López Murphy, FIEL Página/12,1996.

Es un problema aritmético y no se puede discutir”. Ricardo López Murphy (Director Nacional de Investigaciones Económicas y Análisis Fiscal de la Secretaría de Hacienda entre 1974 y 1983), acerca de su propuesta de bajar salarios, achicar el gasto público y aumentar el IVA, misma época.

Urge realizar el rebalanceo del precio final” (de las tarifas telefónicas). Artículo publicado en La Nación en 1997 por Ricardo López Murphy y Daniel Artana, economistas de FIEL (fundación financiada por Telefónica y Telecom, entre otras empresas).

-¿“Ud. realmente cree que la universidad pública es un gasto regresivo?” De un periodista, ante las podas de 361 millones para el presupuesto universitario y 1100 para el educativo, propuestas por el ministro de economía -durante 15 días- Ricardo López Murphy (graduado de Chicago). Año 2000. Respuesta: “Absolutamente”. Daniel Artana, Secretario de Hacienda.

————————————

El 2 de abril de 1982, Ricardo Hipólito López Murphy se levantó temprano. Saludó a su mujer, Norma Ruiz Huidobro, se sirvió un café y, como hacía todas las mañanas desde su vuelta de Chicago, encendió la radio.

Escuchó a un locutor que anunciaba que Argentina había invadido las Islas Malvinas. En estado de shock, se puso un traje y salió volando para el Ministerio de Economía, donde lo recibió su jefe y amigo, el secretario de Hacienda Manuel Solanet.

Entonces, un López Murphy entusiasmado y casi sin aliento le dijo lo que venía pensando desde que se había enterado de la noticia: que estaba dispuesto a viajar inmediatamente a las Malvinas para coordinar su integración al esquema económico nacional.

La pasión malvinera de López Murphy probablemente se vincule a su pasado radical, partido en el que militó desde joven y que en 1982 apoyó abiertamente la aventura de Galtieri. Es que, a pesar de ser uno de los economistas neoliberales más destacados, López Murphy fue hasta 1999 un afiliado radical. De hecho, se llama Ricardo por Balbín e Hipólito por Yrigoyen.

Nació en 1951, en una familia de clase media, y comenzó a militar en 1969, en la corriente más combativa de la Franja Morada de la Facultad de Economía de La Plata. Poco después partió a Chicago, de donde volvería cuatro años más tarde, con el bigote intacto y las ideas cambiadas.

"El Ajuste" Ricardo Hipólito López Murphym por Augusto

En 1974 asumió como director nacional de Investigaciones Económicas y Análisis Fiscal de la Secretaría de Hacienda, un puesto que conservaría hasta 1983 y que revela uno de los datos menos conocidos de su pasado: aunque en un cargo de segunda línea, López Murphy fue funcionario de la dictadura.” En los años siguientes se las arregló para mezclar su pasión por los números con su vocación política.

Trabajó como consultor para el Banco Central de Uruguay, el FMI y el Banco Mundial, al tiempo que asesoraba a Fernando de la Rúa, por ese entonces un político prometedor que le había presentado un amigo de Chicago: Fernando de Santibañes. Con los años, su fama de economista duro fue creciendo, hasta que en febrero de 1992 fue designado al frente de FIEL.

A pesar de sus credenciales neoliberales, López Murphy se mantuvo a una cautelosa distancia del menemismo, por lo que su primera aparición en la gran escena nacional se demoró hasta 1999, cuando De la Rúa lo designó al frente del Ministerio de Defensa.

Fue una gestión breve, que de todos modos le alcanzó para reclamar la incorporación de 15 mil nuevos soldados financiados con planes Trabajar (el hecho de que haya pocos sectores tan improductivos e ineficientes como las Fuerzas Armadas no afectó el pedido).

Un año más tarde fue designado ministro de Economía, cargo al que renunció quince días después, a raíz de una masiva protesta social que rechazó el anuncio de un recorte de 1.100 millones de pesos en el presupuesto educativo.

Con un estilo campechano y un sentido del humor que no combinan con su dura expresión de comisario de pueblo, López Murphy abandonó el radicalismo y lanzó su candidatura para las elecciones presidenciales de 2003.

Lo hizo con astucia, construyendo la ilusión de una derecha republicana y liberal que contrastaba con el pasado autoritario de muchos de sus aliados. No llegó al ballotage, pero obtuvo el 16% de los votos y se convirtió en el economista neoliberal que estuvo más cerca de llegar a la presidencia.


Publicado por Francisco José Bessone en Archivo, Economía, Historia

Ingrese un comentario

Usted debe estar conectado para dejar comentarios

@ 2011